AUMENTO DE PECHO EN ALBACETE

MAMOPLASTIA DE AUMENTO

INDICACIONES

Insuficiencia subjetiva del tamaño de las mamas de tipo constitucional o adquirido (posparto, adelgazamientos importantes, etc).

También en casos de ptosis o descolgamiento moderados, cuando se estime que la simple inclusión de unas prótesis puede corregir el problema por relleno de los tejidos.

MÉTODO

Consiste en la implantación local de unos elementos denominados prótesis o inclusiones mamarias.

Una prótesis mamaria consta de una cubierta exterior y un contenido.

La cubierta exterior da forma a la prótesis, en relación a su diseño, diámetro (base) y altura (proyección o perfil). Las hay herméticas (pre-rellenadas) y su contenido puede ser diverso: gel de silicona, hidrogel, suero fisiológico, etc. También las hay rellenables: se implantan vacías, y una vez en su situación definitiva, se rellenan, habitualmente con suero fisiológico.

La operación dura entre una o dos horas y aunque la paciente puede reincorporarse a sus actividades cotidianas en 1 ó 2 días, debe tener la precaución de no realizar esfuerzos con el tronco y los brazos.

Existen complicaciones a mediano y largo plazo que nuestras pacientes deben conocer:

TRATAMIENTO

La intervención puede realizarse bajo simple anestesia local y analgesia-sedación o bajo anestesia general.

Se precisa una incisión mínima de apenas 2-5 cm en la areola mamaria, en el surco inframamario o en el hueco de la axila; en todos los casos, resulta imperceptible en 30-40 días.

Tras la intervención se suele colocar un discreto vendaje compresivo, y, si la anestesia ha sido local, la paciente regresa inmediatamente a su domicilio. Podrá ducharse a partir de las 24 horas. Los puntos serán retirados a partir de los diez o doce días.

DURACIÓN DE TRATAMIENTO
Entre una y dos horas.

INCONVENIENTES

La paciente puede reincorporarse a sus actividades habituales en 1 o 2 días, con la única precaución de no realizar esfuerzos con el tronco y los brazos.

Algunos cirujanos aconsejan que la propia paciente realice precozmente (desde el 4.º al 5.º día) amasamientos manuales de sus mamas, treinta minutos por la mañana y otros treinta minutos por la noche.

Las complicaciones inmediatas, infrecuentes, son la aparición de hematomas o simplemente derrames serohemáticos que se resuelven espontáneamente, infección local o dehiscencia de la sutura.

Transitoriamente, y ello resulta normal, existirá una hipersensibilidad general de las mamas; y, por el contrario, una cierta disminución de sensibilidad en el complejo areola-pezón.

Existen algunas posibles complicaciones a medio y largo plazo que deben conocerse:

CONTRACTURA CAPSULAR. Al introducir un material artificial en el seno, los tejidos circundantes le rodean de una membrana natural para aislarlo; esta membrana se llama cápsula fibrosa y se desarrolla en todos los implantes.  En algunos casos, por razones no bien conocidas, esta cápsula se endurece y se retrae alrededor del implante, provocando molestias, incomodidad, dolor y hasta deformidad del seno. La contractura capsular puede aparecer en uno o en los dos senos, con igual o distinta intensidad, incluso años después de la intervención, aunque lo normal es que se presente en los primeros meses. En su prevención tienen mucho que ver los modernos materiales y texturas de las prótesis, y los amasamientos postoperatorios precoces que ya se citó. Si la contractura capsular aparece, debe ser inicialmente tratada mediante la aplicación de ultrasonidos externos y masaje profesional; si no cede, deberá recurrirse a la cirugía.

TRANSPIRACIÓN DE GEL. Es la migración de pequeñas cantidades del contenido de la prótesis a través de la envoltura externa del implante; no ocasiona ningún tipo de problema.

RUPTURA DEL IMPLANTE.  El implante de mama puede rasgarse o romperse, incluso sin razón aparente; cabría pensar, en primer lugar, en un defecto de su fabricación. En esta circunstancia, el contenido puede quedar retenido por la cápsula anteriormente citada y resultar indetectable durante bastante tiempo; en caso contrario, aparece inflamación y sensibilidad local, siendo necesaria una cirugía de revisión, eliminación de la prótesis rota y el gel liberado y eventual sustitución del implante.

Tres o cuatro meses después de la intervención ya no deben existir alteraciones de la sensibilidad en los senos y debe resultar difícil la detección de las prótesis en la observación y palpación de los senos por un profano. No deben existir problemas para la lactancia en partos posteriores.
No se ha demostrado un aumento de riesgo de cáncer de mama entre las portadoras de prótesis, fuera cual fuera su contenido.

Las prótesis pueden producir imágenes anormales en las mamografías (exploración diagnóstica de patología mamaria), dificultando su interpretación.

El radiólogo debe ser advertido de la existencia de los implantes, para modificar la técnica habitual y extremar su atención.


COMENTARIO
Las prótesis o implantes para el aumento estético del tamaño de las mamas, o para la conformación estética de su volumen y forma representan, actualmente, uno de los tratamientos más requeridos en cirugía cosmética.

El desarrollo y perfeccionamiento de la anestesia local, la simplificación de las técnicas de implantación y la altísima calidad de los materiales empleados permiten contemplar excelentes y duraderos resultados.

En aumento de pecho, nadie como nosotros, ¡Clínica San Agustín!