TRATAMIENTOS DE BÓTOX EN ALBACETE

IMPLANTES DE RELLENO DE ARRUGAS

INDICACIONES

Tratamiento de las arrugas de expresión, así denominadas por su relación directa con la mímica facial; fundamentalmente de las arrugas de la frente, el entrecejo, las perioculares (patas de gallo) y las peribucales (verticales de los labios).

Es una terapia causal porque consiste en la paralización selectiva de los pequeños músculos responsables de ciertos gestos faciales innecesarios, cuya repetitividad determina la aparición de surcos y arrugas estables y profundas.

Es una denervación selectiva, mediante el empleo de fármacos; es decir, un bloqueo de la liberación de ciertas sustancias fundamentales para el establecimiento de la conexión necesaria entre las terminaciones nerviosas y la placa motora del músculo.

Es, asimismo, un tratamiento de elección de la hiperhidrosis (sudoración excesiva) a nivel de las axilas, las palmas de las manos y las plantas de los pies; por denervación química de los receptores en las glándulas sudoríparas.

MÉTODO

Consiste en la infiltración de pequeñas cantidades de un fármaco específico en los propios músculos y regiones citadas.

La infiltración se realiza con una jeringa y una aguja muy fina, que la hace practicamente indolora. Aun así, para el tratamiento de las arrugas faciales se suele utilizar analgesia “a frigore” (cubitos de hielo o bolsas congeladas), anestesia tópica (crema) o locoregional; en el caso de la hiperhidrosis, analgesia “a frigore”, anestesia tópica o local.

En la cara, al finalizar las infiltraciones, se suele utilizar una mascarilla cosmética refrigerante-descongestiva.

TRATAMIENTO

El tratamiento se realiza en una única sesión. El paciente se reincorpora inmediatamente a sus actividades habituales. Por último, el efecto aparece alrededor del tercer y cuarto día y es completo a los 7-10 días.


DURACIÓN DE TRATAMIENTO

Entre diez y treinta minutos.

INCONVENIENTES

Las microinyecciones pueden resultar, como mucho, desagradables. Puede aparecer algún pequeño hematoma que desaparece espontáneamente en algunos días; en cualquier caso, puede ocultarse inmediatamente con maquillaje cosmético.

En algunos casos se produce una insuficiencia de resultados o una discreta asimetría en la expresión facial que se aprecian ya en la primera semana.

En ambos casos se realiza un pequeño repaso, con algunas microinyecciones que resuelve la situación.

En algunas personas (5 % de los pacientes tratados) existe una refractariedad de origen inmunológico, al fármaco empleado, que determina escaso o nulo resultado.

No se observan efectos sistémicos (generales); debe contemplarse la posibilidad de una reacción alérgica grave.

Lamentablemente, la denervación selectiva y sus efectos no son definitivos, y tienden a reducirse a partir de los 3-4 meses y desaparecer en 5-6 meses; pudiendo entonces repetirse el tratamiento.

COMENTARIO

Como hemos dicho, no se trata de un tratamiento definitivo y habitualmente las infiltraciones deben practicarse dos veces al año.

Se observa, sin embargo, que con las sucesivas infiltraciones el periodo efectivo es mayor.

En el caso de las arrugas faciales, resulta interesante completar el tratamiento con procedimientos de relleno (colágeno, ácido hialurónico, metacrilato, etc) y peelings.

En el caso de la hiperhidrosis, frente a otros tratamientos (antitranspirantes tópicos, iontoforesis, fármacos anticolinérgicos, denervación quirúrgica, etc) poco efectivos, engorrosos o con efectos secundarios muy desagradables, la infiltración de estos fármacos resulta la alternativa más eficaz y segura para personas en las que el exceso de sudoración perjudica el ejercicio de su profesión (modelos o artistas, que manchan su ropa; trabajos manuales: músicos, artesanos, etc) o simplemente afecta su imagen social (se les puede atribuir una falta de higiene o inseguridad, sin haberlas).

BÓTOX (VISTABEL)

INDICACIONES
En Clínica San Agustín  somos conocedores de este tratamiento para eliminar las arrugas de expresión, así denominadas por su relación directa con la mímica facial; fundamentalmente de las arrugas de la frente, el entrecejo, las perioculares (patas de gallo) y las peribucales (verticales de los labios).

El bótox es una terapia causal porque consiste en la paralización selectiva de los pequeños músculos responsables de ciertos gestos faciales innecesarios, cuya repetitividad determina la aparición de surcos y arrugas estables y profundas. Es una denervación selectiva, mediante el empleo de fármacos; es decir un bloqueo de la liberación de ciertas sustancias fundamentales para el establecimiento de la conexión necesaria entre las terminaciones nerviosas y la placa motora del músculo.

Es un tratamiento de elección de la hiperhidrosis (sudoración excesiva), a nivel de las axilas, las palmas de las manos y las plantas de los pies; por denervación química de los receptores en las glándulas sudoríparas.

¡Somos expertos en tratamientos de bótox!


MÉTODO
Consiste en la infiltración de pequeñas cantidades de un fármaco específico en los propios músculos y regiones citadas.

La infiltración se realiza con una jeringa y una aguja muy fina que la hace indolora. Aun así, para el tratamiento de las arrugas faciales se suele utilizar analgesia “a frigore” (cubitos de hielo o bolsas congeladas), anestesia tópica (crema) o locoregional; en el caso de la hiperhidrosis, analgesia “a frigore”, anestesia tópica o local.

En la cara, al finalizar las infiltraciones, se suele utilizar una mascarilla cosmética refrigerante-descongestiva.

TRATAMIENTO

  • El tratamiento se realiza en una única sesión.
  • El paciente se reincorpora inmediatamente a sus actividades habituales.
  • El efecto aparece alrededor del tercer y cuarto día, y es completo a los 7-10 días.

DURACIÓN DEL TRATAMIENTO
Entre diez y treinta minutos.

INCONVENIENTES

Las microinyecciones pueden resultar, como mucho, desagradables. Puede aparecer algún pequeño hematoma, que desaparece espontáneamente en algunos días; en cualquier caso, puede ocultarse inmediatamente con maquillaje cosmético.

En algunos casos se produce una insuficiencia de resultados o una discreta asimetría en la expresión facial, que se aprecian ya en la primera semana. En ambos casos, se realiza un pequeño repaso, con algunas microinyecciones, que resuelve la situación.
En algunas personas (5 % de los pacientes tratados) existe una refractariedad, de origen inmunológico, al fármaco empleado, que determina escaso o nulo resultado.

No se presentan efectos sistémicos (generales); debe contemplarse la posibilidad de una reacción alérgica grave.

Lamentablemente, la denervación selectiva y sus efectos no son definitivos y tienden a reducirse a partir de los tercer y cuarto mes y desaparecer en el quinto y sexto mes; pudiendo entonces repetirse el tratamiento.

COMENTARIO

El bótox no se trata de un tratamiento definitivo y habitualmente las infiltraciones deben practicarse dos veces al año. Se observa, sin embargo, que con las sucesivas infiltraciones el periodo efectivo es mayor.

En el caso de las arrugas faciales, resulta interesante completar el tratamiento con procedimientos de relleno (colágeno, ácido hialurónico, metacrilato, etc.) y peelings.

En el caso de la hiperhidrosis, frente a otros tratamientos (antitranspirantes tópicos, iontoforesis, fármacos anticolinérgicos, denervación quirúrgica, etc.) poco efectivos, engorrosos o con efectos secundarios muy desagradables, la infiltración de estos fármacos resulta una opción eficaz y segura para personas en las que el exceso de sudoración perjudica el ejercicio de su profesión (modelos o artistas, que manchan su ropa; trabajos manuales: músicos, artesanos, etc.), o simplemente afecta su imagen social (se les puede atribuir una falta de higiene o inseguridad, sin haberlas).

PELLING (ARRUGAS Y SURCOS)

Indicaciones

Quien desee este tratamiento debe presentar las siguientes características:

  • Envejecimiento cutáneo global: piel ajada (aspecto, color, textura o tacto).
  • Manchas pigmentarias o seniles.
  • Arrugas finas o moderadas.
  • Poros dilatados.
  • Pequeñas cicatrices o lesiones de acné.
  • Etcétera.

Estos indicadores se presentan en cualquier zona corporal como cara, cuello, escote, dorso, antebrazos, manos. Para ello, contamos con un tratamiento del acné activo y la foliculitis.

MÉTODO

Consiste en la aplicación de un producto químico sobre la piel, a través de cuya acción se produce una peladura (peeling) de aquella. Esta acción guarda relación con la composición y  la concentración del producto o productos utilizados, la forma de aplicación y el tiempo de contacto con la superficie cutánea, el tipo de piel, etc. La peladura puede ser desde una descamación imperceptible a un recambio epidérmico completo.

De esta manera, se consigue desde una simple exfoliación hasta una renovación cutánea global, con atenuación o desaparición de lesiones y defectos cutáneos y recuperación de un color y textura mejores. Como consecuencia del natural de todo ello, se presenta un proceso reparador subsiguiente, una mejora del tono cutáneo.

Para llevar a cabo este tratamiento, empleamos los siguientes productos como resorcina, ácido tricloroacético, ácido salicílico, ácido glicólico, fenol, ácido láctico, ácido kójico, aislados o en combinación entre ellos o con otras sustancias activas.

Algunos de estos peelings, por la especificidad de las fórmulas utilizadas o por sus particulares protocolos de aplicación, tienen nombres propios. Hoy en día el más novedoso y el que se practica en nuestra clínica es el NOMELAN PEEL.

Se trata, en todos los casos, de tratamientos ambulatorios que se desarrollan, como máximo, bajo una discreta sedación.

TRATAMIENTO

Habitualmente se desarrolla en varias sesiones, más o menos espaciadas en el tiempo.

En la mayor parte de casos, resulta imprescindible una adecuada preparación de la piel antes de la primera sesión de peeling, mediante cremas específicas.

Entre las sesiones se establece un adecuado tratamiento dermocosmético: hidratación, reparación y protección solar.

Al finalizar el tratamiento, se establecen las oportunas pautas de mantenimiento que pueden comportar la realización, más o menos esporádica, de alguna sesión de peeling y los ineludibles cuidados dermocosméticos: limpieza, hidratación, nutrición y protección.


DURACIÓN DEL TRATAMIENTO

Cada sesión puede durar entre treinta y sesenta minutos.

INCONVENIENTES

De la importancia de la peladura producida (que depende, evidentemente, de la lesión o lesiones que se pretendían tratar, y, por lo tanto, del producto elegido y la forma de utilizarlo) depende que el restablecimiento cutáneo se produzca en solo unas horas, o en uno o varios días, habitualmente no más de cuatro o cinco; y de ello, a su vez, depende el tiempo necesario para que el cliente pueda reincorporarse, sin signos del tratamiento a sus actividades sociolaborales.


Es un tratamiento que debe realizarse preferiblemente fuera de la época estival, puesto que debe evitarse la exposición solar durante el mismo.

COMENTARIO

El peeling superficial y medio es el tratamiento del rejuvenecimiento cutáneo facial moderado, puesto que, amén de eliminar las manchas cutáneas y las pequeñas arrugas, devuelve a la piel el color, la textura y el tono perdidos con el paso del tiempo y la ingerencia de agentes nocivos como el sol, el tabaco, el alcohol, el stress, etc.

Es, en muchos casos, el obligado o, cuando menos, necesario complemento de otros tratamientos faciales: lifting, implantes de relleno, mesoterapia de estimulación facial, etc.

Como ya dijimos, también permite el rejuvenecimiento cutáneo en otras regiones del cuerpo: cuello y escote, manos y antebrazos, etc.

De la naturaleza e intensidad de las lesiones que se quieran tratar, y de las particulares características de cada paciente (de sus deseos, de sus circunstancias sociolaborales, etc.) dependerá la elección de uno u otro peeling.

En el caso del acné activo y la foliculitis serán necesarios otros tratamientos locales (mesoterapia, alta frecuencia, ozonoterapia), tratamientos farmacológicos específicos (antibióticos, hormonas, vitamina A) y tratamientos tópicos domiciliarios.